top of page

Una ventana al futuro


Un túnel del tiempo, máquinas teletransportadoras, agujeros negros y un sin fin de viajes a años luz mentales. Esos son los recursos que disponemos a diario para movernos a través de múltiples universo e imaginar: ¿En qué terminará todo esto?

Josefina Barrioni @jobarrionid de 20 años, no sólo es estudiante de Diseño y Producción de Moda de la UP, sino que también es portadora de una creatividad admirable y destacada, por eso es también la diseñadora elegida por Revista Iliáster para estar presente en nuestro evento inaugural. Con un desfile que promete (agosto 2018 / Palermo)

“Desde los 5 años incursionaba jugando con las Barbies, les hacía la ropa y creaba mis propios desfiles” nos comenta.

Detallista y comprometida, nos relata distintos momentos de inspiración en donde el libre albedrío de la mente la guía por un sin fin de emociones & sensaciones.

Se autoproclama de "estilo futurista" principalmente inspirada en las galaxias y todo lo que tiene que ver con la vida espacial/multidimensional.

Deseosa de generar el quiebre hacia las generaciones futuras, desea:

"una sociedad donde la gente no tenga miedo de vestir lo que realmente le plazca, sin ser juzgado por otros".

Para generar ésta colección denominada “Darkness Pain” dice nutrirse de distintos documentales y, por sobre todo, imaginar a donde la realidad de hoy en día nos llevará

”La gente está desequilibrada, loca y hay mucha crueldad. Miré documentales e investigué mucho para poder llevar adelante las producciones. El dolor, la muerte y la tecnología son la esencia de esta producción”.

El diseño que lleva el mismo título es un vestido realizado íntegramente con sorbetes haciendo el símil de clavos o agujas que se clavan en nuestra mirada atónita “Use más de 15000 sorbetes los pinté plateado y negro con aerosol"

"Quería que trasmitiera angustia y dolor y a la modelo le dolió cuando se lo puso, así que se logró lo que quería" (risas). Los zapatos los llene de chinches y tachas y los pinté de plateado para que genere la sensación de dolor"

Desde los plásticos, la silicona, la soga como un elemento que se va enredando haciendo complicada y compleja la experiencia, sumado a muchas horas sin dormir, encontramos a Crazy World : ”En un nailon volqué silicona y con un secador iba moldeando la forma y quedó tipo un vitro, a su vez le coloque perlitas e hilos plateados que quedaron muy bien"

"En una previa con amigos, comencé a hacer un ruidito con un hielo y una cuchara, era un sonido que rosaba lo molesto, hice que todos mis amigos se callaran y lo grabé, luego sirvió para plasmarlo en el fashion film”

No se permite fallar ni jugar a contra reloj a la hora de ser puntual y entregar sus trabajos. Muchas horas y días antes prepara todo su material para terminar a tiempo sus diseños. Se puede encontrar un contraste entre, por un lado, lo que quiere representar de este mundo loco sin normas, revolucionado sin medidas, y por el otro, su fiel determinación y disciplina, para plantear a dónde es que quiere llegar.

Con un fino lienzo, trazos y texturas arquetípicas de época victoriana, puede pasar de lo contestatario y rebelde urbano, a lo histórico y romántico, con su modelo inspirado en las épocas gloriosas del imperio japonés. Que rememora también la cultura pop actual del animé y el manga.

“Me gusta pensar de distintas formas, me gusta diferenciarme de lo que todos hacen, no me gusta eso de seguir la tendencia”.

Si tiene que empezar de cero lo hace una y otra vez porque la auto exigencia es una norma de vida para llegar a la excelencia.

Un nuevo talento, una nueva mente que inspira y motiva al crecimiento. Desafiante de lo establecido, osada en sus diseños, pero más que nada un alma que no entiende ni de estructuras ni de guiones, SER LIBRE, antes que todas las demás opciones.

Texto por Florencia Diantonio Material visual extraído de @Jobarrionid

bottom of page